Consúltanos tus dudas

Certificación Forestal

¡Ayúdanos a preservar los bosques de nuestro planeta! Aunque pueda sonar contradictorio,  optar por materiales forestales en lugar de alternativas no renovables como el plástico, es la forma más efectiva de preservar nuestros bosques, pero siempre hay que hacerlo de manera sostenible.  ¿Sabías que el 4% de toda la producción mundial de petróleo se destina exclusivamente a la fabricación de plásticos?

Es fundamental promover el uso sostenible de nuestros bosques. La adquisición de productos forestales, como la madera o el papel, agrega valor a los bosques al proporcionar un incentivo financiero para su conservación. A nivel global, si no se adoptan prácticas sostenibles, equitativas y equilibradas, se corre el riesgo de utilizar la tierra de manera intensiva como macrogranjas de ganado o plantaciones de soja, en detrimento de las comunidades rurales.

En nuestro propio país, aprovechar de manera sostenible nuestros bosques implica no solo protegerlos contra incendios y plagas, sino también mejorar la calidad de vida en entornos rurales y prevenir el despoblamiento.

¿Qué es la certificación forestal?

La certificación forestal es un proceso mediante el cual se evalúa y verifica la gestión sostenible de los recursos forestales. Este proceso implica la evaluación de prácticas forestales para asegurar que se están llevando a cabo de manera responsable desde el punto de vista ambiental, social y económico. El objetivo principal de la certificación forestal es promover la gestión sostenible de los bosques y la conservación de la biodiversidad.

Se trata de un procedimiento voluntario en el cual una entidad certificadora independiente, evalúa la calidad de la gestión forestal y la producción de madera. Este análisis se lleva a cabo en relación con un conjunto específico de requisitos o normativas, comúnmente denominados estándares, a través de auditorías regulares y periódicas.

La certificación forestal es importante porque ayuda a los consumidores a tomar decisiones informadas al elegir productos derivados de la madera, Al buscar productos con certificación forestal, los consumidores pueden apoyar prácticas responsables y contribuir a la conservación de los bosques. Además, la certificación forestal también puede ser un factor clave para empresas que desean demostrar su compromiso con la sostenibilidad y la responsabilidad ambiental.

La certificación forestal no se limita solo a productos maderables; también puede abarcar productos no maderables y servicios relacionados con los bosques. Algunas certificaciones y estándares incluyen criterios para productos no maderables y servicios forestales para garantizar prácticas sostenibles y responsables en la gestión de los bosques.

Productos que pueden poseer una certificación forestal:

  • Madera y Productos de Madera.
  • Productos de Papel y Cartón.
  • Productos de Jardinería.
  • Muebles
  • Productos Forestales No Maderables, como Aceites esenciales, Plantas medicinales y hierbas o Resinas y gomas forestales
  • Productos de Construcción.
  • Productos de Embalaje.
  • Productos de Energía Renovable como la Biomasa Forestal
  • Hay ropa que está hecha con fibras procedentes de nuestros bosques.
  • Alimentos: castañas, trufas, jamón ibérico, piñones, setas, miel, frutos, etc.

Existen diferentes sistemas de certificación forestal, pero dos de los más conocidos a nivel mundial son PEFC y FSC.

PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification) y FSC (Forest Stewardship Council) son dos sistemas de certificación forestal reconocidos a nivel mundial que buscan promover la gestión sostenible de los bosques.

Detrás de FSC se encuentran Greenpeace y World Wide Fund for Nature (WWF), mientras que PEFC es una organización independiente sin ánimo de lucro promovida por el sector privado.

Sus objetivos y características principales son:

  • Gestión Sostenible:

Ambos sistemas están diseñados para promover la gestión sostenible de los recursos forestales, garantizando que se utilicen de manera responsable y se conserven para las generaciones futuras.

  • Cadena de Custodia:

Tanto PEFC como FSC incluyen estándares de cadena de custodia que rastrean y certifican la procedencia de los productos forestales desde el bosque hasta el consumidor final, garantizando que provienen de fuentes sostenibles.

  • Enfoque Multicriterio:

Ambos sistemas consideran criterios ambientales, sociales y económicos en sus estándares. Esto implica la protección de la biodiversidad, los derechos de los trabajadores, la participación de las comunidades locales y la viabilidad económica.

  • Participación de Partes Interesadas:

Promueven la participación de diversas partes interesadas, como comunidades locales, pueblos indígenas, organizaciones ambientales y la industria forestal, en el desarrollo y revisión de sus estándares.

  • Reconocimiento Internacional:

Ambos sistemas tienen un reconocimiento internacional y son utilizados en todo el mundo. Las empresas y los consumidores pueden encontrar productos certificados por ambas organizaciones en una variedad de mercados.

Además de PEFC y FSC, existen otros sellos y certificaciones forestales que también buscan promover prácticas sostenibles en la gestión de los bosques:

SFI (Sustainable Forestry Initiative): SFI es un programa de certificación forestal que se enfoca en América del Norte.

CSA (Canadian Standards Association): CSA es una organización que ofrece certificación forestal en Canadá.

ATFS (American Tree Farm System): ATFS es un programa de certificación forestal en los Estados Unidos.

MTCS (Malaysian Timber Certification Scheme): MTCS es un sistema de certificación forestal de Malasia.

La certificación forestal en España

En España, observamos un crecimiento significativo en la gestión de superficies forestales, con un aumento notable de selvicultores que velan por sus territorios, priorizando la biodiversidad, la gestión del agua, la mejora de sumideros de carbono, el aprovechamiento de recursos naturales y la aplicación de medidas para prevenir incendios y daños. Estas prácticas se alinean con la Norma UNE 162.002 de Gestión Forestal Sostenible, que evalúa criterios e indicadores diversos.

Certificación Forestal

A finales de 2022, Castilla y León, Galicia y Navarra encabezan la lista de Comunidades Autónomas con mayor superficie certificada. Andalucía experimenta un significado aumento, mientras que Galicia, Asturias y el País Vasco lideran en número de gestores. Cabe destacar la inclusión de superficie certificada en la Comunidad Autónoma de Murcia, que carecía de esta certificación.

Es relevante mencionar que entre el 15% y el 20% de la superficie arbolada total en el territorio nacional está certificada. Este dato resalta el compromiso generalizado hacia la gestión forestal sostenible en diversas regiones de España.

Desde Basotec, apostamos por la gestión forestal sostenible y todas nuestras ordenaciones y planes de gestión forestal, incluyen los estándares para poder certificar los montes, así como la cadena de custodia de los productos. En Basotec ponemos a tu disposición nuestros servicios de consultoría forestal para que puedas elaborar estos documentos de forma fácil y satisfactoria. Contacta con nosotros ahora y te ofreceremos el asesoramiento personalizado que necesitas.