Consúltanos tus dudas

Infraestructuras verdes: qué son. Tejiendo un futuro sostenible

Las infraestructuras verdes se definen como una red estratégicamente planificada de áreas naturales y seminaturales con diversas características ambientales. Esta red está diseñada y gestionada con el propósito de proporcionar una amplia gama de servicios ecosistémicos, al mismo tiempo que busca mejorar la biodiversidad. Estos servicios incluyen la purificación del agua, la mejora de la calidad del aire, la creación de espacios para la recreación y el apoyo a la mitigación y adaptación al cambio climático. Esta red, que abarca tanto espacios verdes (tierra) como azules (agua), tiene un impacto positivo en la calidad del medio ambiente, el estado y la conectividad de los espacios naturales, así como en la salud y la calidad de vida de los ciudadanos. Además, el desarrollo de infraestructura verde puede respaldar una economía sostenible y generar oportunidades de empleo.

Las infraestructuras verdes se basan en la naturaleza para generar ventajas ecológicas, económicas y sociales. Se trata de unos espacios que pueden satisfacer simultáneamente los intereses tanto de las personas como de la naturaleza.

Infraestructuras verdes en la Unión Europea

En el contexto de la Unión Europea, la red Natura 2000, se destaca como la columna vertebral de la infraestructura verde. Esta red desempeña un papel fundamental en la conservación de la biodiversidad y en la promoción de servicios ecosistémicos vitales para la sostenibilidad y el bienestar de la sociedad.

Desde junio de 2013, la Comisión Europea ya diseñó una estrategia destinada a promover el uso de infraestructuras verdes, reconociendo su importancia como una herramienta clave para abordar las amenazas a la biodiversidad e integrarla en diversas políticas. Esta iniciativa contribuye al cumplimiento de las Directivas europeas, como la Directiva Marco del Agua, la Directiva de Inundaciones, y las Directivas de Aves y Hábitats, así como a los objetivos de la Estrategia de la UE sobre la biodiversidad.

La estrategia se enfoca en:

  • Fomentar las Infraestructuras Verdes en Diversos Sectores: Busca promover las infraestructuras verdes en sectores clave como la agricultura, selvicultura, conservación, agua, marina y pesquera, política regional y de cohesión, mitigación y adaptación al cambio climático, transporte, energía, prevención de catástrofes y ordenación del territorio.
  • Mejorar la Investigación y Datos: Pretende fortalecer la investigación y los datos, consolidar la base de conocimientos y promover tecnologías innovadoras que respalden las infraestructuras verdes.
  • Facilitar el Acceso a la Financiación: Se propuso la creación de un mecanismo de financiación de la UE que respalde proyectos de infraestructura verde, facilitando así el acceso a la financiación para este tipo de proyectos.
  • Apoyo a Proyectos de Infraestructura Verde a Escala de la UE: Estudios para evaluar las posibilidades de desarrollar una red de infraestructuras verdes a nivel europeo, respaldando así proyectos de infraestructura verde a mayor escala.

Componentes de la infraestructura verde

Los elementos identificables en la infraestructura verde abarcan:

  • Componente Físico: Este aspecto comprende la red de espacios verdes que sirven como soporte físico para mantener los procesos y funciones naturales. Ejemplos de este componente son los ríos, que desempeñan un papel fundamental en este contexto.
  • Proyectos: Refiere a las intervenciones específicamente diseñadas para conservar, mejorar o restaurar la naturaleza, así como los procesos y funciones naturales. Estas acciones buscan garantizar una oferta diversa de servicios ecosistémicos a la sociedad. Ejemplos incluyen la recuperación de llanuras de inundación, la construcción de escalas para peces, medidas de control de la erosión, restauración de humedales y prácticas de drenaje urbano sostenible.
  • Planificación: Implica la integración de la conservación, mejora y restauración de la naturaleza, así como de las funciones y procesos naturales, en la planificación territorial. El objetivo es proporcionar de manera sostenible a la sociedad los beneficios asociados.
  • Herramientas, Metodologías y Técnicas: Incluye los recursos que facilitan la comprensión y valoración de los beneficios que la naturaleza aporta a la sociedad. Estas iniciativas buscan movilizar las inversiones necesarias para mantener y aumentar los beneficios proporcionados por la naturaleza.

Importancia de la infraestructura verde en la gestión del agua y en la disminución de los riesgos de inundación

La infraestructura verde desempeña un papel crucial en la gestión del agua y en la reducción de los riesgos de inundación. Al adoptar enfoques basados en la naturaleza, esta forma de infraestructura utiliza elementos y procesos naturales para gestionar los recursos hídricos y mitigar los impactos asociados con eventos extremos, como las inundaciones.

Aspectos clave de su contribución:

  • Retención y Filtración del Agua: Las áreas de infraestructura verde, como humedales y zonas verdes, actúan como esponjas naturales al retener y filtrar el agua. Esto ayuda a regular los flujos hídricos, reduciendo la velocidad de escorrentía y minimizando el riesgo de inundaciones.
  • Prevención de Inundaciones: Proporciona una barrera natural contra inundaciones al absorber y almacenar el exceso de agua durante eventos de lluvia intensa.
  • Mejora de la Calidad del Agua: Los elementos de infraestructura verde contribuyen a la mejora de la calidad del agua al filtrar contaminantes y sedimentos.
  • Adaptación al Cambio Climático: Ayuda en la adaptación a los cambios en los patrones climáticos, incluyendo eventos climáticos extremos, al proporcionar soluciones sostenibles y resistentes.
  • Biodiversidad y Resiliencia Ecológica: La preservación y restauración de hábitats naturales a través de la infraestructura verde promueve la biodiversidad y fortalece la resiliencia de los ecosistemas frente a perturbaciones, como inundaciones y sequías.
  • Participación Comunitaria: Se fomenta la conciencia ambiental y se proporcionan oportunidades para la participación ciudadana en la gestión del agua y la prevención de inundaciones.

Estos elementos buscan mejorar la calidad de vida en entornos urbanos y rurales al proporcionar servicios como la absorción de agua de lluvia, la reducción del efecto isla de calor urbano, la mejora de la biodiversidad, la purificación del aire y la creación de espacios verdes para la recreación y la relajación. Además, las infraestructuras verdes pueden contribuir a la mitigación y adaptación al cambio climático al proporcionar soluciones sostenibles y resilientes.

La planificación y promoción de infraestructuras verdes se han vuelto cada vez más importantes en el desarrollo urbano sostenible, ya que pueden ayudar a abordar problemas ambientales, promover la salud y el bienestar de la comunidad, y crear entornos más atractivos y habitables.

Si quieres que te ayudemos a planificar y realizar estas infraestructuras verdes, en Basotec ponemos a tu disposición nuestros servicios de consultoría para ayudarte a analizar correctamente las diversas opciones en tu territorio. Contacta con nosotros ahora y te ofreceremos el asesoramiento personalizado que necesitas.