Consúltanos tus dudas

Pirojardinería: qué es

Es muy posible que todavía no hayas oído hablar de la pirojardinería. Sin embargo, este término suena con creciente fuerza entre los métodos más efectivos para prevenir incendios forestales. Descubre en este post todo lo que puede hacer por ti.

Las estadísticas del Sistema Europeo de Información de Incendios (EFFIS) de Copernicus reflejan que la quema de bosques en España es un gran problema. ¿Sabías que solo en 2022 se registraron 6497 fuegos? Además, nuestro país alberga casi el 40 % de las hectáreas quemadas en Europa. Afortunadamente, la jardinería puede ayudarnos a la hora de combatir esta lacra medioambiental.

¿Qué es la pirojardinería?

La pirojardinería es una estrategia que diseña jardines capaces no solo de resistir al fuego, sino también de frenar su avance. Dichas técnicas abarcan la selección y el mantenimiento de elementos tanto vegetales como no vegetales.

Es fácil imaginar que este tipo de estrategias son de mucho interés para pequeños propietarios y grandes forestales del sector público o privado. De hecho, ya se han editado guías al respecto por parte del Ayuntamiento del Paso (La Palma) y de la Diputación de Girona.

Esta estrategia ataca el riesgo de incendio forestal atendiendo a sus principales puntos de riesgo. Por un lado, tenemos la Interfaz Urbano-Forestal UIF IUF (zonas boscosas próximas a las áreas edificadas). Por otro, está el riesgo latente que implica el exceso de biomasa que muchas parcelas mantienen oculto. Lo que se busca aquí es capacitarnos para crear jardines que no se lo pongan fácil a la propagación del fuego.

La pirojardinería se suma así a otras iniciativas (como la xerojardinería o la rigurosa aplicación de la normativa medioambiental) tendentes a prevenir incendios forestales. En este punto, resulta especialmente útil contar con el asesoramiento de una empresa de gestión forestal que nos guíe a la hora de implementar tales prácticas con éxito.

¿Por qué resulta tan útil la pirojardinería?

La razón de ser de la pirojardinería es la creación de espacios verdes más seguros y resistentes a las llamas o que, al menos, impidan su extensión. Esta finalidad se desgrana en varias utilidades concretas:

  • Reduce el riesgo de que el fuego se extienda desde el bosque hacia las viviendas o a la inversa.
  • Habilita la conservación de las masas forestales, lo que es decisivo a la hora de luchar contra el cambio climático. 
  • El hecho de crear espacios autoprotegidos al lado de las viviendas permite que los medios de extinción de incendios se centren en dichas propiedades urbanas a la hora de sofocar el fuego.
  • Promueve la adaptación al cambio climático, ya que selecciona especies acordes al territorio y a sus condiciones medioambientales.
  • Más allá de su evidente utilidad práctica, esta técnica es capaz de proporcionar evidentes beneficios estéticos, siendo capaz de diseñar gran variedad de jardines.

5 formas en las que esta técnica previene los incendios forestales

 

pirojadinería

 

Selección de especies vegetales: clave en la pirojardinería

Una de las grandes bazas de esta técnica es la de priorizar aquellas especies vegetales que resulten menos inflamables. Es el caso de las que presentan un alto contenido de agua, una baja cantidad de aceites esenciales y una estructura que dificulte la ignición. Todo ello lo hallamos en las llamadas crasuláceas (por ejemplo, cactus). Especies como el lentisco o el madroño son mucho menos inflamables que el romero, el brezo o las arizónicas.

De forma complementaria a lo anterior, estas técnicas procuran evitar el uso de especies altamente inflamables (como eucaliptos y cipreses). Los setos de arizónica son pólvora con mucha energía al lado de nuestras viviendas, que pueden ser el detonante de que arda nuestra casa.

Mucha gente no sabe el gran peligro que tiene junto a sus viviendas.

Creación de zonas de seguridad

La pirojardinería también se encarga de ubicar los elementos de jardín respetando unas distancias mínimas que separen las plantas entre sí y con respecto a las viviendas. De esta forma, se estarían convirtiendo los jardines en auténticos “cortafuegos verdes”.

Esta distribución deberá tener en cuenta el futuro crecimiento de las plantas y su eventual interacción con los vientos dominantes en la zona. Además, podría ser necesario realizar actividades de poda y eliminar elementos inflamables (por ejemplo, la leña).

Eliminación del exceso de biomasa

No cabe duda de que la biomasa representa una espada de Damocles en la propagación de los incendios forestales. A fin de cuentas, estas “murallas vegetales” suelen estar formadas por especies particularmente inflamables. Reemplazarlas por vegetación menos combustible (como la hiedra) es la solución por la que apuesta la estrategia que estamos analizando.

Procurar un adecuado mantenimiento

Estas técnicas van mucho más allá de seleccionar y plantar árboles o arbustos. En realidad, la forma en la que cuidemos estas plantas también determinará su comportamiento frente al fuego.

Prácticas tan simples como crear zonas de sombra, erradicar las plagas, podar regularmente y regar lo suficiente hacen que sean menos vulnerables a la combustión. Otro tanto cabe decir de desbrozar el suelo para evitar la aparición de maleza que, después, puede favorecer la propagación del fuego.

Es hora de tomarse en serio la cultura del riesgo

Uno de los aspectos más positivos de esta “jardinería preventiva” es su compatibilidad con otras medidas de cara a mejorar la protección de los jardines frente a la acción de las llamas. De ello es un gran ejemplo su simbiosis con la xerojardinería (reducción de elementos vegetales en el jardín), la cual podemos combinar perfectamente con los postulados de la prevención de incendios.

En esencia, la generalización de estas prácticas depende de que logremos difundir la cultura del riesgo entre todos los agentes implicados. Tomar conciencia de las causas de los incendios, así como de sus consecuencias y remedios resulta imprescindible para lograrlo.

En definitiva, la pirojardinería se revela como una gran aliada tanto del sector público como del privado a la hora de prevenir los incendios forestales. Como especialistas con dilatada experiencia en la gestión forestal, somos tu mejor opción para ayudarte a aprovechar al máximo este tipo de técnicas. Contacta con Basotec hoy mismo y entérate de todo lo que podemos hacer por ti.