Consúltanos tus dudas

Planes de acción ODS

Los planes de acción de Objetivos de Desarrollo Sostenible (Planes de acción ODS) y la Agenda 2030 están en boca de todos. ¿Quieres saber en qué consisten exactamente y cómo te afectan? Entonces, prepárate para resolver todas tus dudas leyendo este post.

En ocasiones, el desarrollo económico puede acarrear la degradación medioambiental y la desigualdad social. Es en este punto donde nacen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Con ellos, se pone de manifiesto que es posible progresar económicamente sin dañar el planeta y sin dejar a nadie atrás. ¿Estás preparado para asumir el reto?

¿Qué son los planes de acción ODS?

Los planes de acción ODS son hojas de ruta dirigidas a implementar el desarrollo sostenible en el sector público y privado, por lo que es una herramienta esencial para hacer realidad la Agenda 2030. A partir del análisis realizado de los indicadores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se pueden definir las estrategias a seguir por las organizaciones públicas o privadas, considerando la sostenibilidad como piedra angular.

Para entender plenamente esta definición, debemos puntualizar los siguientes términos:

  • La sostenibilidad es la capacidad de mantener un equilibrio entre el bienestar de la población y la utilización de los recursos naturales. Se trata de un concepto que se proyecta no solo sobre el presente sino también sobre el futuro.
  • La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es un acuerdo de 2015, firmado en el seno de la ONU por 193 países, que pretende luchar contra el cambio climático y poner fin a la desigualdad social. A tal fin, desarrolla una estrategia dividida en 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)
  • Los ODS sintetizan los propósitos de la Agenda 2030 en 17 puntos que se desgranan, a su vez, en 168 metas específicas y 232 indicadores que permiten medir su desarrollo. Estos son los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible:
  1. Fin de la pobreza.
  2. Hambre cero.
  3. Salud y bienestar.
  4. Educación de calidad.
  5. Igualdad de género.
  6. Agua limpia y saneamiento.
  7. Energía asequible y no contaminante.
  8. Trabajo decente y crecimiento económico.
  9. Industria, innovación e infraestructuras.
  10. Reducción de las desigualdades.
  11. Ciudades y comunidades sostenibles.
  12. Producción y consumo responsables.
  13. Acción por el clima.
  14. Vida submarina.
  15. Vida de ecosistemas terrestres.
  16. Paz, justicia e instituciones sólidas.
  17. Alianzas para lograr los Objetivos.

 

planes de acción ODS

No podemos olvidar que la Agenda 2030 y sus ODS siguen la senda marcada por los Objetivos de Desarrollo del Milenio (2000-2015). Es más, en ellos se dio la primera confluencia internacional dirigida a solucionar una serie de problemas globales. Si bien dicho acuerdo no llegó a cumplirse por completo, creó sólidos cimientos sobre los que se asientan los planes de acción de los que aquí hablamos.

¿Para qué sirven los planes de acción ODS?

Los planes de acción ODS sirven para hacer realidad las metas perseguidas por la Agenda 2030. De este modo, se logra que lo expresado en ella no quede en una mera declaración de intenciones carente de eficacia. Es por ello que, además de aportar indicadores de seguimiento, se incorporan una serie de mecanismos orientados a la comunicación por parte de los firmantes.

Es fácil ver el carácter heterogéneo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. No en vano, estos suelen agruparse o resumirse en las 5P (Personas, Planeta, Prosperidad, Paz y Participación Colectiva). Sin embargo, conviene destacar que estas metas están profundamente interrelacionadas, lo que influye mucho a la hora de ponerlas en práctica.

En definitiva, los planes de acción ODS hacen que las políticas desarrolladas por el sector público y privado se alineen con los objetivos de la Agenda 2030. Ello entraña, una vez más, la recomendación de reportar qué medidas adoptan estas entidades y cuál es su impacto específico.

¿A quién van dirigidos?

Uno de los aspectos que más llama la atención de los planes de acción ODS es su vocación global. En consecuencia, los mismos tienen por destinatarios tanto al sector público como al privado y se extienden a todos los ámbitos territoriales (puntual, local, municipal, regional, autonómico, nacional e internacional).

A efectos de la agenda 2030, todas las personas y entidades que se encuentren en los países firmantes son destinatarios de sus ODS. Así pues, empresas, centros educativos, organizaciones de la sociedad civil (como las entidades privadas sin ánimo de lucro) y poderes públicos se consideran actores llamados a implementar estos objetivos.

Naturalmente, cada uno de los agentes implicados deberá hacerlo conforme al contexto que le es propio y dentro del marco fijado por la Agenda 2030. Asimismo, estos actores podrán beneficiarse de subvenciones para realizar actividades de promoción e implementación del desarrollo sostenible.

Las 7 ventajas principales de estos planes de acción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible son:

  1. Contribuyen al desarrollo sostenible, lo que permite conciliar el bienestar de las personas con el cuidado del planeta.
  2. Mejoran el funcionamiento interno de las organizaciones públicas o privadas.
  3. Fomentan la transparencia informativa y la comunicación omnidireccional con los distintos grupos de interés.
  4. Favorecen la cooperación y la coordinación entre los diferentes actores involucrados en la implementación de la Agenda 2030.
  5. Permiten identificar cuáles son las necesidades, desafíos y oportunidades de cada agente involucrado. Consecuentemente, se trata de una valiosa herramienta que nos permite priorizar y definir estrategias, herramientas y plazos necesarios para llevar a cabo dichas metas.
  6. El hecho de incluir indicadores hace que sea más fácil verificar el cumplimiento de los objetivos marcados por la Agenda 2030.
  7. Generan valor añadido y ventaja competitiva para las entidades que los adoptan, ya que optimizan tanto su reputación como su responsabilidad social. No podemos olvidar que, en pleno siglo XXI, la figura del consumidor tradicional ha dado paso al prosumidor (persona que consume y produce contenido a través de plataformas digitales).

Como ya habrás podido comprobar, los planes de acción ODS están llamados a causar un fuerte impacto en empresas privadas y administraciones públicas. Todo lo que necesitas para adaptarte con éxito a este cambio de paradigma es contar con los servicios de nuestra consultoría medioambiental.

Desde Basotec creemos que esta herramienta es especialmente recomendable para pequeñas administraciones (sin por ello olvidar las grandes), en centros educativos y en empresas de cualquier tamaño, que tengan un compromiso real con la sostenibilidad.

Contacta con Basotec hoy mismo y demuestra tu compromiso con el desarrollo sostenible.