Consúltanos tus dudas

¿Qué es la Norma Granada?

La Norma Granada es un método de valoración aplicado a árboles y arbustos ornamentales, y es de gran importancia para determinar el valor de estos elementos considerando factores objetivos y técnicos específicos del ámbito.

Los árboles y arbustos ornamentales se distinguen por su propósito decorativo, ya sea por sus características estéticas, como flores, follaje, tallos o aroma, o por su contribución al paisaje. A diferencia de los árboles frutales o de uso forestal, estos no generan ingresos.

La Norma Granada es reconocida como el principal método de evaluación ornamental en España y cuenta con una amplia difusión internacional en el ámbito de habla hispana. Desde su primera edición, ha experimentado diversas modificaciones para corregir y mejorar enfoques, parámetros y planteamientos matemáticos, adaptándose a las demandas del sector y a la realidad de la valoración arbórea. La versión actual, resultado del trabajo de numerosos profesionales a lo largo de los años, goza de reconocimiento internacional junto con otros métodos desarrollados en distintos países.

Historia de la Norma Granada

La Norma Granada fue desarrollada por una comisión de la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos (AEPJP), con respaldo de la Asociación Española de Arboricultura (AEA) y la Associació de Professionals dels Espais Verds de Catalunya (APEVC).

La identificación de ciertos aspectos problemáticos en su aplicación y la necesidad de actualizar parámetros de referencia, junto con un cambio de paradigma en la gestión del arbolado urbano, han motivado la revisión de las versiones más antiguas. Por ello, 30 años después de su primera publicación, se presentó la Norma Granada versión 2020, producto de una exhaustiva revisión que integra a diversos profesionales, profesores universitarios y profesionales del ámbito forestal.

Esta nueva versión busca alinearse con enfoques contemporáneos, resaltando la importancia de los bosques urbanos para la generación de servicios ecosistémicos. Se enfatiza la importancia de una gestión adecuada de los árboles, reflejada en la valoración ornamental, incorporando por primera vez factores que penalizan la gestión inadecuada.

¿Los árboles son solo madera?

El arbolado es fundamental para la salud y el bienestar de los ecosistemas y las comunidades humanas, desempeñando una variedad de roles vitales más allá del simple valor de la madera.

  • Beneficios sociales y estéticos: El arbolado contribuye significativamente al bienestar humano al proporcionar espacios verdes para el recreo, el ejercicio y el descanso. Además, mejora la calidad visual del paisaje urbano y rural, creando entornos más agradables y saludables para vivir y trabajar.
  • Beneficios ambientales: Los árboles desempeñan un papel crucial en la mejora de la calidad del aire al absorber dióxido de carbono y liberar oxígeno durante el proceso de fotosíntesis. También ayudan a mitigar el cambio climático al actuar como sumideros de carbono.
  • Biodiversidad: Los árboles y el arbolado en general proporcionan hábitats vitales para una amplia variedad de especies animales y vegetales. Sirven como refugio, alimento y lugar de reproducción para numerosas especies.
  • Regulación hidrológica: Los árboles desempeñan un papel crucial en la regulación del ciclo del agua al absorber agua del suelo a través de sus raíces y liberarla gradualmente a través de la transpiración.
  • Salud humana: Los árboles también tienen un impacto positivo en la salud humana al reducir el estrés, mejorar la salud mental y física, y disminuir la incidencia de enfermedades relacionadas con la contaminación del aire.

Que es la norma Granada

¿Qué se valora en la Norma Granada?

La Norma Granada toma en consideración una variedad de factores tanto técnicos como científicos en su evaluación. En su última versión, la Norma Granada 2020, se enfoca en la adecuada gestión de estos activos.

Entre los factores que considera la Norma Granada se incluyen:

  • Especie, edad y características: Evalúa la especie del árbol, su edad y sus características individuales.
  • Posibles daños: Analiza posibles daños como descompensaciones, desarrollo inadecuado, estado de la copa, tronco o raíces, y la necesidad de podas.
  • Posibilidad de trasplante: Determina si el árbol puede ser trasplantado con éxito.
  • Rentabilidad: Evalúa la rentabilidad del árbol en términos económicos y de beneficios para el entorno.
  • Coeficientes de idoneidad del suelo y de la zona climática: Considera la idoneidad del suelo y el clima para el crecimiento y desarrollo del árbol.

La asignación de un valor numérico al arbolado visualizado implica considerar no solo el árbol en sí mismo, sino también otros aspectos como el estado de las raíces, la biodiversidad, la distribución de la masa arbórea y la posible naturaleza invasora. Este enfoque más amplio permite evaluar de manera integral el impacto y el valor del arbolado en su entorno.

Estos factores requieren un análisis especializado y una formación adecuada para garantizar la validez de la valoración. Es esencial contar con profesionales cualificados y especializados en este campo.

La valoración de árboles y arbustos ornamentales puede ser relevante en diversos casos, como la valoración del patrimonio arbóreo, expropiaciones, daños causados por sucesos catastróficos, estudios de indemnización, procedimientos legales, inventario, catastro o catálogo.

Normativa jurídica

Se trata de un método de obligada aplicación en un gran número de ayuntamientos en España, y que aparece recogido a otras escalas de mayor alcance territorial, como en la Comunidad de Madrid o en la Ley de arbolado de Portugal.

A través del «Acuerdo de 7 de noviembre de 1991, del Consejo de Gobierno, se aprobó el método de valoración del arbolado ornamental, Norma Granada, para su aplicación en el territorio de la Comunidad de Madrid» donde se establece un método específico para valorar el arbolado ornamental en la Comunidad de Madrid. Este método, busca proporcionar una base objetiva y uniforme para la valoración económica del arbolado ornamental. El acuerdo tiene como objetivo principal facilitar la gestión de espacios verdes urbanos y la compensación por la pérdida de árboles debido a proyectos de desarrollo urbano.

Para recibir asesoramiento sobre la Norma Granada y la valoración de árboles y arbustos ornamentales, es recomendable consultar a profesionales  con experiencia en el estudio de arbolado ornamental, agrícola y forestal. En Basotec podemos escuchar tu caso y proporcionarte al profesional de peritaje más adecuado para tus necesidades.